El asombroso poder de la comunicación no verbal


La capacidad de los caballos y de las cebras para “leer” nuestro estado emocional impresiona. Es su principal competencia de sobrevivencia y una de las razones por las que lograron sobrevivir más de 45 millones de años. Esta cebra “sabe” que no está en peligro. De la misma manera, en nuestras sesiones de formación con empresas y caballos, nuestros caballos “leen” el nivel de agresividad, el nivel de adrenalina, el nivel de estrés, pero también el poder de conexión de los participantes, y reaccionan ante él. Limpio, sin juicio, pero muy claro. Para muchos es un verdadero descubrimiento, con un gran impacto sobre su auto-conciencia.

Muchos estudios confirman que también nuestra comunicación es al menos un 80% no verbal, aunque la mayoría de nosotros no somos muy conscientes de ello. Pero incluso cuando no somos conscientes, también captamos todo, como un caballo. ¿Por qué algunas personas nos dan buenas vibraciones y otras no? Trabajar con caballos nos ayuda a comprender el poder de la comunicación no verbal. Podemos aprender de ellos. Si aprendemos a “leer” el estado emocional de nuestros compañeros, colaboradores o superiores, estudiando sus posturas, tono de voz o la forma en que se presentan, podemos adaptar nuestra interacción con ellos para ser más eficaces y tener resultados más satisfactorios. Si aprendemos al mismo tiempo a ser más conscientes de nuestra propia comunicación no verbal, nuestras relaciones con los demás sin duda ganarán en calidad.

La próxima vez que entres en una reunión, tomate unos segundos para prepararte y decidir qué ambiente deseas crear a través de la forma en que entras en la sala y cómo te presentas! Ser consciente de todo esto es un gran paso adelante a nivel profesional, sino también en nivel personal.

Peter van Dommele
Sociólogo, Consultor, Horse Coach